CONSUMO SOSTENIBLE

El consumo y la producción sostenibles consisten en fomentar el uso eficiente de los recursos y la eficiencia energética, infraestructuras sostenibles y facilitar el acceso a los servicios básicos, empleos ecológicos y decentes, y una mejor calidad de vida para todos. Su aplicación ayuda a lograr los planes generales de desarrollo, reducir los futuros costos económicos, ambientales y sociales, aumentar la competitividad económica y reducir la pobreza.

CONSUMO RESPONSABLE:

Los ciudadanos tenemos a nuestro alcance una herramienta fundamental de cambio social, el consumo. Como consumidores y ahorradores tenemos la oportunidad de utilizar nuestro criterio de decisión de acuerdo a nuestras convicciones y promover, a través de nuestros patrones de compra e inversión, la construcción de la sostenibilidad.

PRODUCCIÓN PRÓXIMA:

El consumo de proximidad se refiere a la distancia entre el punto de producción y el de su consumo. 

El origen de los productos que consumimos debería ser un factor determinante en nuestra decisión de compra

La compra de proximidad favorece  un consumo medioambiental más sostenible, al reducir los costes energéticos de transporte de los productos procedentes de otras zonas más alejadas. Y, por otra parte,  también nos proporciona un conocimiento más directo de la procedencia de los productos, lo que nos permite consumir con mayores garantías de seguridad y de calidad. 

ARTESANAL:

La artesanía como actividad material se diferencian del trabajo en serie o industrial. Para que una artesanía sea tal debe ser trabajado a mano y cuanto menos procesos industriales tenga más artesanal va a ser. La artesanía es un objeto totalmente cultural, ya que tiene la particularidad de variar dependiendo de la cultura, el paisaje, el clima y la historia del lugar.

Una de las dificultades de los artesanos (aunque no la única) es la forma de comercializar sus productos, ya que es una característica de la artesanía es que se realiza en talleres individuales o de pocas personas, con poca capacidad para llegar al mercado.

CONSUMO ÉTICO:

El consumo ético se da cuando las personas aceptan que se pueda consumir sin dañar la sociedad ni el medio ambiente. 

Practicar un consumo ético y socialmente justo implica que el proceso de producción  de los productos que vamos a consumir sea respetuoso con las personas y las culturas. Un proceso de producción en el que por supuesto no existan la discriminación ni la explotación.

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA:

La obsolescencia programada es la determinación o programación del fin de la vida útil    de un producto de modo que, tras un periodo de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa, durante la fase de diseño de dicho producto, este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible.

La artesanía de calidad, hecha con cariño y para durar es una de las mejores herramientas para luchar contra la obsolescencia programada.

IMPACTO AMBIENTAL:

El impacto ambiental es el efecto que produce la actividad humana sobre el medio ambiente.

Existen diversos tipos de impactos ambientales, pero fundamentalmente se pueden clasificar, de acuerdo a su origen, en los provocados por:

  • • El aprovechamiento de recursos naturales no renovables, tales como la extracción del petróleo o del carbón.
  • • Contaminación. Todos los proyectos que producen algún residuo (peligroso o no), emiten gases a la atmósfera o vierten líquidos al ambiente.
  • • Ocupación del territorio. Los proyectos que al ocupar un territorio modifican las condiciones naturales por acciones tales como desmonte, compactación del suelo y otras.

YUTE, CAÑAMO, ESPARTO, ALGODÓN:

 Materias primas: ecológicas, biodegradables, naturales y reciclables.