Una de nuestras actividades cotidianas es "ir de compras", consumir.

Pero, muchas veces, no nos damos cuenta del impacto que ese consumo puede tener para el medio ambiente y para las personas que habitan el planeta.

CONSUMO ÉTICO

CONSUMO LOCAL

CONSUMO SOSTENIBLE

Es el consumo ambientalmente sostenible, socialmente justo y que promueve una mayor calidad de vida.

El consumo ético exige introducir criterios valorativos a la hora de consumir o de optar por un producto.

Plantea la austeridad  frente al consumismo. Se trata de discernir entre las necesidades reales y las

creadas artifialmente por la publicidad.

Se trata de un consumo beneficioso para la sociedad.

El consumo local es una de las herrramientas mas eficaces para conseguir el desarrollo equitativo de la sociedad

La producción local permite que podamos saber donde se confeccionan los productos que consumimos, que materiales se utilizan para su fabricación.

No solo eso, también podemos saber quienes trabajan en su producción.

Y, por si todo esto fuera poco, el consumo local  tambien protege el medio ambiente, al evitar largos e innecesarios desplazamientos de materiales y productos. Lo que conlleva un importante ahorro en combustible y en contaminación.

El consumo y la produción sostenible son indispensables en la lucha mundial contra desafios de sostenibilidad como el cambio climático, el hambre o la contaminación ambiental.

El desarrollo sostenble al igual que el consumo sostenible se basa en ciertas premisas:

               - Uso adecuado de los recursos, control de los
                  deshechos y de la contaminación.

                
               - Productos con un amplia ciclo de vida. 

               - Eliminación de la obsolescencia
                 programada.

               - Reciclaje efectivo y equidad intergeneracional.